La Fórmula 1: una vitrina para la industria automotriz

2018-Mercedes-F1-Car-Design

Las carreras de Fórmula 1 no sólo son legendarias por la rica historia de sus escuderías y los pilotos, sino también son un laboratorio tecnológico y una maquinaria de marketing que año a año potencia el interés por las marcas que allí participan.

Hace algunos años la marca Mercedes estaba de capa caída en el mercado comercial frente al vertiginoso avance de BMW y Audi. La primera parecía una marca con modelos algo pasados de moda mientras las últimas dos gozaban de buena salud en el interés de los clientes.

Con el cambio de escudería de Lewis Hamilton de McLaren a Mercedes se presentó un nuevo panorama, sus autos se renovaron y Hamilton conectó con un mercado dispuesto a conocer y escuchar la nueva oferta de la marca alemana. Campeonato tras campeonato Mercedes resurgió y hoy toma una posición de ventaja, sin duda alguna, gracias a la vitrina que le ofrece la Fórmula 1.

Hace algunos pocos años sucedió igual con Renault. La presencia de Fernando Alonso y sus dos campeonatos mundiales dieron a Renault una gran notoriedad en la década pasada y las ventas de la marca francesa se dispararon. La figura de Alonso como embajador de marca generó gran interés en el mercado y permitió a Renault lograr un protagonismo global.

La carrera que se lleva cabo en las pistas es tan intensa como la que se lleva a cabo en el mercado. La crisis de Honda como proveedor de motores para McLaren deja mal parada a la marca japonesa. Fernando Alonso, hoy piloto de McLaren, ha sido un crítico furibundo al decir en vivo y en  directo a través de la radio comunicación durante las carreras, que los motores carecen de potencia. Este sin duda ha sido un dolor de cabeza para la reputación de Honda.

En su momento grandes marcas como BMW y Toyota entre otras, gozaron de los beneficios y retos de un entorno tan competitivo como a Fórmula 1. Pero las cosas están cambiando para este tipo de carreras.

Marcas de todas las industrias también utilizan a la Fórmula 1 como plataforma para sus negocios. Pocos deportes están tan relacionados con la alta tecnología y el sector lujo. Es por ello que grandes empresas relojeras como Rolex, TAG Heuer, Hublot y Richard Mille se pelean los espacios para figurar. Marcas de licor, cerveza, bancos y seguros también apuestan a éste deporte.

Sin embargo, un grupo de marcas de autos comienzan a ver el futuro y se han aventurado a invertir en una categoría de carreras de autos eléctricos llamada la Fórmula-e. Aquí empresas como Audi, Jaguar, Mahindra, Nissan, Renault y Venturi ya están construyendo una nueva era para las marcas automotrices. Desde una narrativa basada en energías limpias y sostenibles  se desarrolla un negocio de  alcance inimaginable, que según los cálculos a partir del 2020 revolucionará a la industria del automóvil.

La industria automotriz afronta importantes retos, uno de ellos es la sostenibilidad. Las carreras de autos constituyen un escenario muy valioso para conectar las marcas con la sociedad y los clientes, La Fórmula 1 está en tiempos de redefinición para seguir siendo un espacio  privilegiado para potenciar la venta de autos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s