Lecciones de liderazgo en nueve innings

 

image1

Uno de los escenarios que ofrece mejores lecciones de liderazgo es el deporte, allí figuras de renombre mundial nos han dejado un legado que merece ser estudiado y practicado. En esta oportunidad quisiera compartir con Usted, apreciado lector, tres historias que vale la pena conocer.

La primera es la lección de liderazgo y ejemplo de integridad de nos dejó Cal Ripken Jr, quien fue el campo corto de los Orioles de Baltimore en las décadas de los 80 y los 90. A Ripken se le conoció como el “Hombre de Hierro” porque nunca faltó al trabajo. Jugó 2.632 partidos de forma consecutiva entre 1982 y 1998 para dejarnos un legado de constancia y perseverancia. Fue un jugador muy carismático. Salvó al béisbol de una de sus peores crisis, cuando en el año 1994 los peloteros se fueron a una huelga y los fanáticos se alejaron de los parques. Fue Ripken Jr con su ejemplo y tenacidad quien levantó la pasión para que los fanáticos regresaran y el béisbol de Grandes Ligas recobrara su vitalidad.

La lealtad es otra característica de este excelente pelotero, pues jugó toda su carrera con Baltimore a pesar de poder elegir cualquier otro equipo con mayores probabilidades de éxito y ganar más dinero. Su ejemplo, constancia, lealtad, caballerosidad y disciplina constituyen características de un buen liderazgo, digno de estudiar en las principales escuelas de negocios del mundo.

La discapacidad puede ser un factor que inhiba el talento de algunas personas, pero Jim Abbott envió un fuerte mensaje al mundo con su ejemplo. Abbott fue un exitoso pitcher de Grandes Ligas, a pesar de no contar con su mano derecha. Así es, un pitcher sin una mano. Logró jugar durante 10 temporadas en equipos tan destacados como los Angelinos de California y los Yankees de Nueva York.

Su liderazgo y capacidad de superación le permitieron llevar al equipo de los Estados Unidos a su primera medalla de oro en béisbol en los Juegos Olímpicos de Seúl (1988). Su nombre quedó en los libros del béisbol el 4 de Septiembre de 1993 cuando lanzó un partido sin hit ni carrera frente a los Indios de Cleveland, vistiendo el uniforme de los Yankees y se retiró en 1999.  Para Abbott “la discapacidad no te define; te define cómo haces frente a los desafíos que la discapacidad te presenta”. Su ejemplo de tenacidad nos recuerda que las barreras se las pone uno mismo y que la capacidad de superación nos puede llevar a cumplir nuestras metas.

Por último, quisiera compartir uno de los mejores despliegues de liderazgo de los últimos años. David Ortiz, conocido como el “Big Papi” levantó a la ciudad de Boston y a su equipo después de los atentados del 2013 en el Maratón de Boston.

Un año antes el equipo estaba totalmente dividido, último en su división y Ortiz tomó el liderazgo al mandar un mensaje claro a los ciudadanos y sus compañeros. “Esta camiseta que llevamos hoy en día, no dice Red Sox. Dice Boston… Esta es nuestra ciudad. Y nadie va a dictar nuestra libertad. Seamos fuertes”. A partir de allí se inició un gran movimiento ciudadano y una nueva temporada, el equipo se unió con la meta de ganar la Serie Mundial y darle un regalo a la ciudad y lo lograron, Ortiz levantó el ánimo de todos y se convirtió en un héroe.

Su capacidad de unir a la gente en torno a un objetivo, aportar un visión de futuro optimista y conciliadora y su carácter en tiempos adversos nos dejan una gran enseñanza.

Estos son ejemplos de liderazgo que aplicados a la gerencia pueden llevar a las organizaciones a otro nivel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s