Tesla y el futuro sostenible de la movilidad urbana

Tesla-Model-3-silueta_public

La empresa Tesla se va a convertir en un caso de estudio tan importante como lo fue en su momento P&G para el mercadeo, IBM para la tecnología, Apple para la innovación o General Electric para la transformación, por sólo citar algunas organizaciones globales que han sido referentes en la historia corporativa de las última décadas. Aun cuando tiene mucho camino por recorrer, Elon Musk, fundador de Tesla, será pronto un nombre equivalente al de Steve Jobs o Richard Branson.

Tesla es una compañía estadounidense ubicada en Silicon Valley, California, que diseña, fabrica y vende coches eléctricos. Su éxito, aunque tiene precedentes en la industria automotriz, marca una nueva era para la industria y nuestro planeta. El éxito de Tesla es comparable con la introducción del Ford T a principios del siglo 20, un vehículo del cual se vendieron cerca de 15 millones de unidades y causó un gran impacto en su época, o el Volkswagen Escarabajo, que revolucionó la industria a mediados del siglo 20 para convertirse en el auto del pueblo, con una longevidad que alcanzó el siglo 21.

Transitamos a una era en la cual el calentamiento global requiere un mundo sin vehículos contaminantes, esta es la promesa de Tesla. El impacto de este argumento ha sido tan grande que los pedidos del Tesla 3, que saldrá a la calle en 2017, alcanza casi las 300 mil unidades en tan solo pocos meses desde su lanzamiento.

Los autos eléctricos llegaron para quedarse y muestra de ello es el éxito que ha tenido la categoría de carreras de carros conocida como Fórmula Electrónica (Formula-e), que apenas inicia su segunda temporada.

Esta categoría nació liderada por la empresa Renault y un grupo de emprendedores entre los que destacan el excampeón de Fórmula 1 Alain Prost, Alejandro Agag, Richard Branson, el actor Leonardo DiCaprio y  los legendarios Mario y Michael Andretti.

Los coches de la Fórmula E alcanzan una velocidad máxima de alrededor de 240 kilómetros por hora, generan la mitad del ruido que producen los monoplazas con motores de gasolina y no emiten gases contaminantes.

Estos nuevos autos de carrera crearán un ambiente favorable sobre la tecnología limpia y se estima que ayudarán a generar unas ventas adicionales de 77 millones de coches eléctricos en todo el mundo, en el período comprendido entre los años 2015 y 2040.

Adicionalmente, los aportes para el bolsillo de los empresarios que apuestan a la sostenibilidad y los beneficios para nuestro planeta son incrementales. Por ejemplo, se estima que en este período (2015 al 2040) los autos eléctricos generarán un ahorro de 4 mil millones de barriles de petróleo y permitirán dejar de emitir a la atmósfera 900 millones de toneladas de CO2.

En esos 25 años, se estima una facturación de 142 mil millones de euros más para la industria del automóvil, se crearán de 42 mil puestos de trabajo en 40 años de carrera y un ahorro en costes sanitarios derivados de la polución de 25 mil millones de euros en el mundo.

Tesla y la Fórmula Electrónica son la punta de lanza de la nueva era de la sostenibilidad en la industria automotriz. Como decía mi apreciado amigo Gustavo Nuñez, la edad de piedra no se acabó por falta de piedras y, de igual forma, la era de los combustibles fósiles no se va a acabar por la falta de estos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s