De Enron a Volkswagen

pp_vw_23sep_15 (1)

 

En un post anterior publiqué un artículo titulado cuando las buenas empresas se portan mal, sobre la crisis de Volkswagen y los problemas que atraviesa la empresa, por instalar de forma deliberada un software para esquivar los controles medioambientales.

La situación ha escalado a otro nivel, mucho más complejo y riesgoso para la compañía.

Parece que la enronitis regresó, una frase que sirve para hacer alusión a las empresas que hacen trampa para lograr objetivos de negocio. Las crisis de Enron y Volkswagen tienen algunas similitudes. En el año 2000 las acciones de Enron se llegaron a cotizar a 90 dólares, pero una vez hecha pública la alteración de los estados financieros de la compañía cayeron a unos míseros 0,42 dólares.

Enron ocupó durante varios años posiciones privilegiadas entre las compañías más admiradas de la revista Fortune y llegó a estar en la posición número 7 en la lista de las 500 empresas más importantes de los Estados Unidos. Pero Enron desapareció en un abrir y cerrar de ojos por falta de ética.

Parece que Volkswagen transita el mismo camino, aunque no se prevé que la empresa desaparezca, el mercado cree que hay un 25% de probabilidades de que Volkswagen quiebre. Es previsible que las empresas que forman parte del grupo acudan a su rescate e incluso que el Gobierno Alemán se aventure en darle oxígeno, pero el mal ya está hecho.

Se estima que el coste de la reparación de los 12 millones de autos involucrados en la trampa pueda estar por encima de los 40 mil millones de euros. Expertos dicen que el fabricante alemán de automóviles muy probablemente enfrentará problemas legales significativos, incluyendo cargos criminales.

También se supo que Volkswagen duplicó la retribución de su equipo directivo entre 2009 y 2014, justo durante los años en los que se manipularon los motores para reducir el nivel de emisiones y ofrecer así unos precios más competitivos en el mercado. Algo que ha llamado la atención de las autoridades.

En tanto, Las agencias de calificación de crédito ya situaron a la empresa con perspectiva negativa y bajo revisión la semana pasada. La cotización se ha desplomado y la mitad del capital de la compañía ha desaparecido en un puñado de jornadas.

Las acciones de Volkswagen en la Bolsa de Frankfurt van en picada y en poco tiempo han perdido más del 40% de su valor. El impacto es tan grande que la industria en general a perdido valor con caídas significativas en el valor de las acciones de las automotrices, con excepción de Toyota que registra una ganancia de 1,33% en el período.

Pero la tragedia de Volkswagen no termina aquí. Otro impacto severo en su trayectoria es que la próxima semana saldrá del índice de empresas sostenibles del Dow Jones, de la Bolsa de Nueva York, del cual formó parte por más de una década.  Este el índice más representativo del mundo para identificar a las sociedades que invierten contra el cambio climático y cuentan con iniciativas sociales, además de regir su gestión por un sólido código ético.

Por ahora, los nuevos directivos de la empresa enfocan su estrategia de contención de daños y recuperación en explicar que el engaño de Volkswagen (VW) en las pruebas de emisiones a sus vehículos diésel no fue una decisión de la compañía, sino el resultado de las acciones de un pequeño número de ingenieros. Esto es algo difícil de creer pues la empresa ya había sido alertada de la situación. A este efecto dominó se suma la acción de fiscales alemanes, que allanaron las oficinas centrales de Volkswagen y otras dependencias de la empresa, como parte de su investigación para ver si la firma amañó las pruebas.

El congresista norteamericano Peter Welch dijo que la compañía es “el Lance Armstrong de la industria automotriz”, refiriéndose al campeón del ciclismo que luego se vio envuelto en un escándalo por dopaje.

Es lamentable que líderes del mundo corporativo actúen de esta manera, porque destruye el activo fundamental del progreso social, la confianza. Amanecerá y veremos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s