Donald Trump y cómo ser irrelevante

trump1

Quiero empezar esta entrega imaginando la escena del asesor de comunicación de Donald Trump diciéndole que tiene que dar un mensaje controversial, para ponerse en la palestra pública, lograr relevancia en los medios de comunicación y ser centro de la opinión pública para impulsar su campaña electoral.

Seguramente el asesor sustentó su recomendación en aquella añeja frase de algunos publicistas trasnochados “no importa que hablen mal o bien de ti, lo importante es que hablen de ti”, tal como es el caso de este artículo.

Otro escenario que podemos recrear es que Mister Trump se lanzó sólo a una aventura o una estrategia suicida, algo muy probable conociendo el historial del individuo.

En cualquiera de los dos casos el resultado obtenido es el mismo: el rechazo de la mayoría de la población, pero más allá; el rechazo a los antivalores contra los cuales nuestra sociedad moderna está luchando y que son contrarios a la dignidad de la naturaleza humana.

Su mensaje contra los mexicanos; es en esencia, un mensaje contra todos los latinoamericanos. Como lo dijo el reconocido comediante Eugenio Derbez en un reciente discurso cargado de buen humor: el señor Trump piensa que cada Latino en Estados Unidos es mexicano y que hay distintas clases de mexicanos: los mexicanos colombianos, los mexicanos puertorriqueños o los mexicanos dominicanos.

Por supuesto que Trump no es tan tonto y al darse cuenta de su error reculó diciendo que los medios lo habían sacado de contexto, pero no faltaron pocos minutos para que su verbo infeccioso cargara nuevamente con comentarios altamente ofensivos.  No es tonto pero al parecer si bastante torpe e ignorante.

Trump puede tener todas las métricas y rating que quiera en los últimos días, pero el intento por lograr relevancia mediática con una estrategia tan marginal, sólo ha globalizado el perfil de un ser arrogante y poco útil para una sociedad que aspira tener líderes que inspiran.

El gran ejecutivo de negocios parece que tiene que pasar por el Reality Show que él mismo creó: El Aprendiz. Su marcada xenofobia le ha hecho perder contratos con NBC, ESPN, Univisión, Macy´s, Carlos Slim; así como el rechazo de Bart y Homero Simpson.

Lo lamentable es que, como dije antes, Donald Trump no es tan tonto y según sondeos difundidos esta semana, su popularidad entre los votantes del Partido Republicano ha subido hasta colocarlo segundo en las preferencias republicanas por detrás de Jeb Bush, además de poner la agenda migratoria como una prioridad en el debate electoral en un contexto radical.

Según los expertos las opciones de Trump de ganar las primarias republicanas son mínimas, pero el hecho que haya gente que esté dispuesta a abrazar este mensaje nos habla de una parte de la sociedad en la que subyace el odio, el resentimiento y el chauvinismo.

Por ahora sólo queda la carga de buen humor con la cual muchos comediantes de todo el mundo han reaccionado, la reflexiones de artistas, religiosos, políticos y empresarios que han enviado un mensaje constructivo en medio de la controversia y esperar unos pocos días para ver como el Señor Trump pierde su momentum electoral y se queda sólo con sus miserias y con sus 9 mil millones de dólares que lo mantienen como un pobre hombre rico.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s