La Cumbre y la otra cara de la moneda

 

logo-cumbre-americas (1)

 

Esta semana se lleva a cabo en Panamá la VII cumbre de las Américas cuyo tema central será “Prosperidad con Equidad: El Desafío de Cooperación en las Américas”.

La semana de la Cumbre incluye foros paralelos tales como el Foro de Rectores, Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales, Foro de Jóvenes de las Américas y el Foro Empresarial.

En el racional del evento se plantea que aún con el acelerado desarrollo económico que han experimentado los países del hemisferio, es evidente que la bonanza no ha llegado a todos los pueblos por igual. En el continente encontramos todavía a familias que viven en pobreza y pobreza extrema; existen carencias en los ámbitos de salud y educación; enfrentamos grandes retos en materia de seguridad y hay un triste incremento del crimen organizado a lo largo y ancho del continente.

Sin duda este esfuerzo es un paso adelante para establecer acciones concretas que mejoren el entorno de nuestros países y la calidad de vida de los ciudadanos. Al menos eso esperamos de una reunión de tanta envergadura.

Sin embargo, queda la inquietud si realmente se van a discutir otros temas fundamentales de nuestra sociedad, sin los cuales la prosperidad con equidad no se puede dar como por ejemplo, la carencia de los principios fundamentales para el ejercicio de la democracia en algunos de nuestros países, la tortura y la persecución política por pensar distinto, los ataques despiadados contra la libre empresa y la corrupción rampante.

No se puede hablar de prosperidad con equidad sin hablar del elefante que está dentro del salón, hacerlo es la más clara hipocresía y un evidente desprecio por los ciudadanos de nuestro continente que esperan algo más que un discurso demagógico y agarrones de manos que legitiman la sangre de miles de personas asesinadas por su forma de pensar. También los millones de dólares que dejan de llegar a los más necesitados por corrupción.

Por otra parte, en el marco del foro empresarial, no me gustaría ver a empresarios honestos y de buena reputación por sus aportes a la sociedad, dando la mano a empresarios que se aprovechan inescrupulosamente del monopolio a  través del amiguismo, la corrupción y el lobby, dejando a la población sin la libertad de elegir y minando el ejercicio de la libre competencia. También, me gustaría que se afrontara a indigentes empresarios millonarios de la lista de Forbes, que han puesto su fortuna y empresas al servicio de gobiernos que atentan contra el estado de derecho y la libertad de expresión, sea por acción u omisión.

Es tiempo de hablar claro, de elevar la voz contra los gobiernos que atentan contra la democracia en nuestro continente. Los gobernantes de nuestro hemisferio tienen una gran responsabilidad para no seguir legitimando estos casos con su silencia por conveniencia.

Los empresarios tiene el desafío en la Cumbre Empresarial de elevar su voz por la responsabilidad social, la verdadera, no la filantropía fotográfica y de imagen. Las empresas tienen que incidir de forma directa en el cambio social y de igual forma profundizar en la ética y transparencia para que el respeto y confianza en la iniciativa privada crezca y no se deteriore.

Empieza la Cumbre, esperamos menos demagogia y más acción. Las sociedades latinoamericanas no aguantan mucho más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s